Blog

 
Posted by Ms Farbog in Novedades, recuerdos

El Campo San Francisco

Paseando por Oviedo llego  al Campo San Francisco inundado por este sol de otoño que le da un aspecto de cuento.

Inevitablemente me lleva a esos días de infancia en los que, acompañados de mi madre, pasábamos allí la mañana corriendo del estanque de  los patos al barquillero y de ahí a ver la osa Petra y después al Aguaducho, más tarde a ver las palomas siempre  con las consabidas  paradas en la fuente del caracol para quitar la sed.

Era, por aquel entonces, el único parque de Oviedo, no había ni parque del Oeste, ni de Invierno, ni Pura Tomás. En mi casa lo llamábamos El Campo eso lo decía todo.

Más tarde fue el lugar donde aprendí a andar en bici o a patinar. Llegábamos a casa cansados, sucios y magullados. Creo que pasé toda la infancia con esas heridas en las rodillas fruto de mi incansable energía que me llevaba a explorarlo todo.

IMG-20151022-07559Oviedo_comercio 030

 

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies